logo guillermo barri black

Planta baja con jardín - Reforma integral

Proyecto

Los propietarios llevaban viviendo en esa casa más de 35 años y aunque habían ido haciendo actualizaciones ahora querían hacer cambios más sustanciales. Finalmente se optó por una reforma que permitía cumplir todas las necesidades de la propiedad pero sin renunciar al carácter y esencia que tenía la casa. El reto en esta reforma estaba más en redefinir los espacios que en actualizarlos.

Las zonas de día debían ser muy amplias para recibir a la familia y las de noche muy cómodas y adaptadas a las nuevas realidades.

La luz en la vivienda solo entraba por una de las fachadas que da al exterior, ya que la otra da a la calle, pero en cualquier caso, eso no fue un problema porque la vivienda cuenta con un inmenso jardín de más de 800m2 con árboles centenarios, distintas zonas para estar, piscina, ¡e incluso huerto! Todo un oasis dentro de la ciudad.

Los materiales que usamos son de altísima calidad, cocina italiana de Arclinea, suelos de parquet de lama muy ancha y cerramientos de aluminio por el exterior y de madera lacada al tono de la pared por el interior.

A nivel tecnológico dotamos la casa de un sistema domótico desde el que puedes controlar absolutamente todo con el móvil, luces, estores, o incluso encender la chimenea de gas. Otro de los requisitos que nos pidió la propiedad fue acabar con las incómodas humedades que tenían por vivir en una planta baja de un edificio antiguo por el que por debajo solía pasar una riera. La instalación de una aparatología especialmente diseñada para evitar la capilaridad, suelo radiante frío/calor y unos materiales, pinturas y acabados especiales para las paredes hicieron que consiguieramos el objetivo.

Para realizar esta reforma requerimos de un arquitecto, una mudanza pre y post obra, un guardamuebles, y la propiedad se trasladó a vivir a otra vivienda durante las obras.

Superficie: 250m2
Duración: 7 meses
Año: 2020
Cliente: Particular

Los propietarios llevaban viviendo en esa casa más de 35 años y aunque habían ido haciendo actualizaciones ahora querían hacer cambios más sustanciales. Finalmente se optó por una reforma que permitía cumplir todas las necesidades de la propiedad pero sin renunciar al carácter y esencia que tenía la casa. El reto en esta reforma estaba más en redefinir los espacios que en actualizarlos.

Las zonas de día debían ser muy amplias para recibir a la familia y las de noche muy cómodas y adaptadas a las nuevas realidades.

La luz en la vivienda solo entraba por una de las fachadas que da al exterior, ya que la otra da a la calle, pero en cualquier caso, eso no fue un problema porque la vivienda cuenta con un inmenso jardín de más de 800m2 con árboles centenarios, distintas zonas para estar, piscina, ¡e incluso huerto! Todo un oasis dentro de la ciudad.

reforma casa planta bajacasa baja reforma

Los materiales que usamos son de altísima calidad, cocina italiana de Arclinea, suelos de parquet de lama muy ancha y cerramientos de aluminio por el exterior y de madera lacada al tono de la pared por el interior.

A nivel tecnológico dotamos la casa de un sistema domótico desde el que puedes controlar absolutamente todo con el móvil, luces, estores, o incluso encender la chimenea de gas. Otro de los requisitos que nos pidió la propiedad fue acabar con las incómodas humedades que tenían por vivir en una planta baja de un edificio antiguo por el que por debajo solía pasar una riera. La instalación de una aparatología especialmente diseñada para evitar la capilaridad, suelo radiante frío/calor y unos materiales, pinturas y acabados especiales para las paredes hicieron que consiguieramos el objetivo.

Para realizar esta reforma requerimos de un arquitecto, una mudanza pre y post obra, un guardamuebles, y la propiedad se trasladó a vivir a otra vivienda durante las obras.

Superficie: 250m2
Duración: 7 meses
Año: 2020
Cliente: Particular

reforma casa planta bajacasa baja reforma